sábado, 17 de enero de 2009

El capitalismo y el medio ambiente

¿EL CENTRO DE LAS CRISIS? _Por Anahí Llanes_

Antes que nada, les pido disculpas por mi ausencia en este espacio de unos meses. Muchas veces, con los problemas de la vida cotidiana, es complicado actualizar con frecuencia aunque sea mi intención poder mantener al día el sitio. Hoy tengo la oportunidad de seguir trabajando junto a ustedes y la aprovecho al máximo para continuar con esta lucha en defensa de nuestro ambiente. Y nada mejor que hacerlo en los comienzos de un nuevo año, que es clave para definir nuestro accionar de cara al futuro.
Durante este tiempo de silencio público de Salvemos al Planeta - La Web de Anahí, se profundizaron distintos hechos que están repercutiendo -y lo harán durante un tiempo- en todo el mundo y el impacto en la Naturaleza no se dejará ocultar. Estos hechos a los cuales me refiero tienen que ver con acontecimientos de índole económica y política de los últimos meses, tales como la caída de la Bolsa de Comercio de Wall Street, desencadenando la actual Crisis Financiera Mundial, la entrada en recesión de las economías de los países más poderosos y la elección de Barack Obama como Presidente de los Estados Unidos. Todo esto INFLUYE en la problemática ambiental actual, y se relaciona directamente con el sistema económico que actualmente predomina en el Planeta: el capitalismo.
¿Qué es el capitalismo? La definición más simple y común que se suele dar es la de un sistema humano de producción que se basa en la acumulación de ilimitada del capital. Desde este punto de vista, ya no se puede establecer un equilibrio con el ambiente teniendo en cuenta que los recursos naturales tienen sus límites. Por lo tanto, el capitalismo no es sustentable.
Ahora bien, para entender esta relación incompatible, necesitamos saber cómo se desarrolló este sistema a lo largo de la historia. El capitalismo nació en Europa, aproximadamente en el siglo XVI, cuando los burgueses (dueños de bancos y grandes comercios, personas de la más alta sociedad) descubrieron que por medio del trabajo de sus empleados y medios de producción privados se enriquecían rápidamente, sin importar las situaciones de las personas que trabajaban para ellos, que por supuesto lo hacían en las peores condiciones, con un mísero sueldo y sin esperanzas de llevar una vida digna. Ese tipo de vida, sin embargo, la llevaba la gente que sin poner su esfuerzo físico para el trabajo, se llevaba casi todo el dinero... ¡Qué paradoja! ¿No?
Con los avances tecnológicos e ideológicos a través de los años, esto se profundizó e influyó bastante también en lo que respecta al imperialismo, donde las regiones más desarrolladas (léase EE.UU., Europa) ejercen su presión económica, política y militar a los países más débiles, que son así de débiles por acción de, nada más y nada menos, estos codiciosos imperialistas.
Pero ¿por qué esto afecta al ambiente? Para responder a esta pregunta, debemos partir desde la base de que al capitalismo lo único que le interesa es el dinero y, en cierta forma también, el poder. Por eso, manipula, modifica y explota el ecosistema a tal medida como más ganancia le produzca. Lamentablemente, dentro de este régimen, la explotación irracional, desmedida y rápida de los recursos naturales y humanos beneficia al pronto acumulamiento de dinero (pero no para todos, claro). Por consiguiente, el capitalismo es un sistema que opera en el corto plazo, sin una visión a futuro y sin tener la más mínima intención de conservar el hábitat de los seres humanos para el mañana.
Para actuar, el capitalismo se basa en estos conceptos básicos: SUPERPRODUCCIÓN, EXPLOTACIÓN, COMPETENCIA y CONSUMISMO, principalmente. Y funciona por medio de la especulación de nuestras vidas. Así, este sistema logra negociar con nuestra salud, mentalidad, entretenimiento y diversión, estética y forma de vida; TODO es negociable. Incluso días de celebraciones importantes como Navidad o Semana Santa.
De este modo, se producen miles de productos con materiales sumamente contaminantes (todo esto porque sale más “barato”), se incita a la sociedad a consumirlos compulsivamente y, para llenar el cartón, la mayoría de esos productos tienen una vida útil relativamente corta, lo que induce a un posterior desechado y la necesidad de volver a adquirir uno nuevo, volviéndose esto un círculo vicioso. Llámese a estos productos: aparatos electrónicos, artículos de limpieza e higiene, electrodomésticos, etc. De esta manera, obtenemos una explotación de los recursos naturales al extraer “materias primas”, problemas de contaminación al producir y generación de residuos en exceso que luego terminan por envenenarnos.
Para colmo, el capitalismo es un sistema donde muchos tienen poco y pocos tienen MUCHO, causando una distribución totalmente desigual de las riquezas obtenidas y creando uno de los problemas tan graves como el Calentamiento Global: la POBREZA.
Ahora llevemos estos puntos a la vida cotidiana, a las cosas que vivimos todos los días… Cuando usted leyó el artículo sobre la vivisección, un mal que está plasmada en la mayoría de los productos que consumimos a diario, ¿No se preguntó porque se recurren a estos métodos salvajes e inservibles? La respuesta no es otra: torturando a millones de animales se gasta mucho menos dinero que haciéndolo con procedimientos eficaces, certeros y no violentos. Más hechos concretos:
- Instalación de las papeleras - caso Botnia: un claro ejemplo de cómo funciona el capitalismo, un país desarrollado que contamina a una república de América Latina y que encima da la excusa de que así se solucionaría el mismo problema creado por este sistema: la pobreza, cuando en realidad el único interés es acumular ganancias.
- La producción drogas: estas sustancias son sumamente dañinas para la salud, sin embargo, como millones de dólares son recaudados con este negocio de matar a la sociedad (en especial a los jóvenes), es una excelente iniciativa para que los grandes narcotraficantes llenen sus bolsillos de capital.
- El negocio de las pieles: millones de animales son masacrados injustamente para que unas pocas personas puedan acceder a vestirse con sus “lujosas” pieles, y a pesar de que existen alternativas a esto (pieles sintéticas), la mayoría de las personas famosas, ricas y de alta sociedad optan por presumir con modas asesinas.
- Los esclavos de la moda: ¿Sabían ustedes que marcas de ropa y zapatos famosas -por Ej. Kosiuko- en todo el mundo explotan y esclavizan a miles de empleados que viven encerrados en talleres para ganar centavos por día mientras sus dueños se llenan los bolsillos de plata? Ahora se enteraron...
- Guerra en Irak: mientras George W. Bush decía que “hay que combatir el terrorismo”, miles de iraquíes inocentes eran (bueno, SON) asesinados por el ejército de los EE.UU. para apoderarse del petróleo existente allí, que es además el principal responsable del Calentamiento Global, por sus emisiones de CO2.
- La soja: Nuestro “granero del mundo” hoy está en vías de extinción; se desmontan 300000 hectáreas por año, se contaminan los suelos con agrotóxicos, se cultivan especies transgénicas, etc. ¿Y todo por qué? Por cultivar millones de toneladas de soja que son exportadas en su totalidad a Europa (especialmente a Alemania) para alimentar a los pollos y chanchos y para producir biocombustibles que al final terminan siendo in-sustentables.
Esto no sólo crea problemas de contaminación o sobreexplotación de la Naturaleza y enfermedades físicas, también la salud mental de la mayoría de los trabajadores está siendo dañada por las constantes presiones que reciben para ganar un mísero sueldo, mientras los dueños de las grandes empresas se enriquecen a costas de ello.
Como podemos observar, el capitalismo creó en nuestra sociedad un modelo que se basa en la codicia y el materialismo, y esto se traduce en un daño muy profundo hacia el medio ambiente, donde el hombre pretende vivir en un lugar en el cual su ecosistema no se tenga en cuenta a la hora de tomar decisiones. Ahora bien, viendo los efectos en nuestras vidas de este sistema, es factible que nos preguntemos ¿Por qué entonces sigue vigente en la actualidad? El capitalismo es un sistema fuerte, que perduró a lo largo de los siglos y la mayoría de los economistas vaticinan una duración de mucho tiempo más, sin atreverse a pensar en la finalización del mismo. Esto es así porque, lamentablemente, todos los bienes y servicios que consumimos para satisfacer nuestras necesidades están avalados por este régimen, sin dejarnos posibilidades de optar por otra alternativa, porque de lo contrario, quedaríamos “excluidos” del globo. Por lo tanto, todos y cada uno de nosotros contribuye al funcionamiento del capitalismo, aun estando ideológicamente en contra de él.
Pero quienes están a favor de éste -ya sea porque le conviene o por su ignorancia acerca de cómo en realidad nos afecta- sostienen argumentos muy potentes y confusos si no se analizan a fondo, lo que convierte a la comunidad en una “masa” fácilmente controlable y con posibilidades de ser manipulada según la conveniencia de unos pocos. Uno de ellos es la afirmación de que gracias al capitalismo las economías de los países crecieron, la calidad de vida de las personas aumentó, se logró crear una existencia más tranquila, placentera y con más comodidades, etc. Cuando las críticas y las contradicciones a esos dichos (solamente miremos el simple hecho de que muy pocos países lograron ese estándar de vida, los que se hacen llamar “desarrollados”) no tardaron en llegar, las mismas personas mencionadas anteriormente, intentaron justificar sus emprendimientos capitalistas diciendo que los países del Primer Mundo cuidan el ambiente y la gente se preocupa por ello mucho más que en un país subdesarrollado, ya que la gente puede cubrir sus necesidades básicas, y que en la pobreza las personas no pueden prestarle atención a esas temáticas debido a la simple razón de que no saben si el día de mañana tendrán un pedazo de pan para comer (cosa que es verdad). Lo que no nos dijeron es que ese estado de pobreza, generado por las mismas naciones que se la dan de desarrolladas, es aprovechado para intrometer sus proyectos para nada sustentables. Un claro y ya mencionado ejemplo es el caso de Botnia. Una empresa proveniente de Finlandia, un país del Primer Mundo, que vino a Uruguay a instalar una pastera cuyos productos se exportan a fin de ser utilizados por el país de origen. Nos contaminan a nosotros, pero especulan con la pobreza de la gente para sostener un emprendimiento sumamente dañino para nuestra calidad de vida. Así es como funciona la relación entre Primer y Tercer mundo... ¡y todavía nos preguntamos por qué más de mil millones de personas viven en condiciones subhumanas!
Hoy en día, las cosas están cambiando. El mundo atraviesa diversas crisis que lo ponen el peligro: económica, social, ambiental, energética, alimentaria, etc. Todas y cada una de ellas está relacionada entre sí y tiene que ver el mal manejo que le venimos dando al mundo, y también nuestra negativa a revertir esto. Muchas veces se advirtió que el hombre era parte de la naturaleza, pero nadie quiso oír... Actualmente el planeta nos da señales que nos dicen que, de no tomar las medidas necesarias, no va a haber espacio para que todos vivan en él.
Pero no todo es tan negativo como parece, la gente viene tomando conciencia desde hace un tiempo (fruto de nuestro trabajo, entre otros) y el hecho de que Obama fuere el primer presidente negro de la historia del país más capitalista del mundo, denota un cambio en la mentalidad de la gente a nivel social muy grande. También, afortunadamente, hay muchas personas que viviendo dentro de este sistema buscan constantemente soluciones a los problemas que afrontamos día a día.
Pero evidentemente, el capitalismo no es el rumbo que el mundo necesita para avanzar. ¿Esto quiere decir que el “desarrollo económico” es opuesto al desarrollo sustentable? Para nada. Ese es otro argumento que los grandes capitalistas quieren hacernos creer para seguir adelante con un rumbo que a la larga perjudica a ellos también. ¿Cuál es la solución entonces? Romper paradigmas, buscar alternativas que nos permitan disfrutar de una vida llevadera estando en equilibrio con nuestra madre Tierra. Sólo un proyecto económico que tenga como ejes principales el respeto hacia el hábitat natural, la distribución igualitaria de las riquezas obtenidas y la solidaridad hacia las personas con las que convivimos nos ayudarán a vivir mejor. Y eso va a ser posible solamente cuando tomemos conciencia y TODOS exijamos un lugar más justo, colaborando también a ese objetivo.
De hecho, expertos en asuntos financieros y demás profesionales -apoyados por grandes empresarios- proponen impulsar planes en donde se les de lugar a la acción de las energías limpias y renovables para superar la actual crisis económica que ya hace sentir sus efectos en todo el mundo.
¿Qué pasó? ¿Los burgueses tomaron conciencia del cuidado de nuestro frágil ecosistema de un día para otro? NO. Ocurre que recién se empiezan a dar cuenta que atacar el problema de la crisis climática -entre otras- AHORA, les saldrá mucho más barato que pagar por todas las consecuencias en el futuro...
El mundo está pidiendo ayuda, de eso no hay dudas. Y para auxiliarlo, debemos modificar nuestros hábitos y empezar por cada uno de nosotros este cambio tan necesario. Hoy ya vimos que la problemática ambiental se relaciona más íntimamente de lo que creíamos con nuestro accionar diario y mentalidad. Y de nosotros mismos depende la subsistencia de esta civilización.
Como dije líneas atrás, nadie se atrevió -hasta el momento- a hablar sobre una posible finalización de este voraz capitalismo. Lo cierto es que a este régimen le queda poco tiempo de vida, ya que está destinado a autodestruirse. Si no es porque la humanidad toma conciencia y busca nuevas alternativas de vida, se acabará cuando la Tierra no tolere más contaminación y el capitalismo -por ser un sistema de PRODUCCIÓN HUMANA que necesita operar en un medio ambiente que se encuentre en condiciones- se extinga junto a la especie humana.

21 comentarios:

Anahí M. LLanes. dijo...

Queridos lectores:
Hoy tengo la felicidad de volver "al mando" de este sitio después de mucho tiempo.
Tiempo en el que han pasado muchas cosas, y entre ellas, el desencadenamiento de la guerra en Medio Oriente. Un hecho triste y dramático, donde se pierden miles de vidas por cuestiones que tranquilamente se podrían solucionar con un buen diálogo entre las partes y sin poner en riesgo a personas inocentes.
Esto es grave, y el mundo debe reclamar un alto a la violencia y un urgente cese del fuego.
Pidamos y hagamos el fin del enfrentamiento.

http://www.avaaz.org/es/gaza_time_for_peace/?cl=162071902&v=2607

Es imprescindible que la humanidad comprenda que el único camino al que lleva la violencia es... la violencia.

Paz por favor.

Anahí M. Llanes.

virginia dijo...

Me alegra que el blog siga activo y saber que seguís haciendo "de las tuyas".
La vinculación que hacés entre lo político y lo ambiental es necesaria. No puede leerse la contaminación y la destrucción del medio ambiente sin tener en cuenta que el riesgo en el que se ha puesto al planeta tiene responsables humamos, que este estado de cosas no es una "catástrofe natural" sino algo absolutamente cultural como todo aquello que tiene que ver con el hombre.
Por eso mismo, para detener la destrucción del planeta y para lograr una sociedad más justa con menor discriminación y mayor distribución de la riqueza es imprescindible el trabajo en lo cultural... es un trabajo complejo, arduo, colectivo y muchas veces riesgoso.
El capitalismo como forma de producción y como sistema social logra "naturalizar" la desigualdad ya que su cultura es la dominante y hasta los más explotados lo percibien así: como un orden natural.
Tampoco existen reparos éticos al ocultar la contaminación que se produce con desechos tóxicos arrojados al aire y a las aguas, con antenas de telefonía móvil en los edificios urbanos, con venenos "pro-soja" que matan vegetales, animales y personas... desmanes que se comenten contra la naturaleza, en pos de la ganancia; no existen reparos en ocultarlas pero tampoco en mentir descaradamente respecto del poder contaminante que una empresa privada pueda producir en un planeta que les guste o no ES DE TODOS.
El tema es que cambiar estas cosas no se trata de algo tan sencillo como la voluntad, eso del "voluntarismo" lleva al fracaso y también puede llevar a la decepción.
Trabajar,pensar,leer, actuar, producir conocimiento, reconocer la historia, construir con otros, cambiar de idea, resignificar y seguir adelante... las nuevas ideas, los cambios necesarios van a ir surgiendo del colectivo en la medida en que puedan construirse "nuevos sentidos comunes" y eso viene ocurriendo ¿no?
Un cariñoso saludo. Virginia

Anahí M. LLanes. dijo...

Estimada Virginia:
Muchas gracias por tu visita y tu aporte de opinión. Antes que nada te quiero decir que este espacio sigue vigente por personas como vos que luchan por un lugar mejor.
Coincido con tu punto de vista.
No se puede hablar de contaminación del agua, aire o suelo sin antes comprender, por ejemplo, que somos cómplices de permitir crímenes sociales como el desalojo de nuestros habitantes nativos de SUS tierras, que es AHÍ donde empieza la desigualdad con la Naturaleza. Que esto se permitió porque ciudadanos y políticos dieron el visto bueno, y hoy en día se ven las consecuencias....
Y si bien la voluntad poco y nada puede resolver estos problemas, es el primer paso que el hombre debe tener para proponerse actuar.
Y afortunadamente, esos nuevos sentidos comunes a los que te referís ya se están dando a conocer, lo que nos demuestra que, a pesar del contrarreloj todavía podemos intervenir en esta situación global.

Saludos afectuosos;

Anahí M. Llanes.

Anónimo dijo...

Anahi te felicito de nuevo por todo lo que haces
es evidente que para frenar la destruccion del medio ambiente
necesitamos un cambio en la sociedad,
es como vos decis, la explotacion de los recursos favorece al capitalismo y vamos a terminar sufriendo las consecuencias
y hasta que nosotros no cambiemos este sistema que se basa en
superproduccion explotacion competencia y consumismo vamos a seguir en la misma
y van a seguir manipulandonos por que es lo que estan haciendo, practicamente nos vemos
en la necesidad de usar celulares cuando hace 30 años atras la gente vivia perfectamente sin ellos.
el cambio empieza por nosotros mismos.
tenemos que terminar con el capitalismo.
saludos.

Anahí M. LLanes. dijo...

Hola Lau (Se que sos vos porque me lo dijiste XD), gracias por tus palabras.
Es verdad que necesitamos ese cambio, el problema radica en que no muchos se animan a un cambio tan "drástico", por así decirlo.
Lo ideal sería que cada uno colabore aportando su `grano de arena´ para lograr un equilibrio. Pero esas cosas no se hacen de un día para el otro y es necesario alertar, informar y concientizar a la sociedad.
Por suerte esto no es un imposible y ya estamos trabajando al respecto.

Gracias por tu ayuda,

Besos.

Anahí M. Llanes.

Anahí M. LLanes. dijo...

Queridos lectores:

Dejo de recordatorio la anotación que dejé el día 13 de febrero en el blog, anunciando la excelente noticia de la tan esperada reglamentación de la Ley de Bosques (que tranquilamente se puede relacionar con este tema del capitalismo que estuvimos tratando):

Último momento: LEY DE BOSQUES REGLAMENTADA.

Después de más de un año de ser sancionada, esta famosa norma finalmente fue reglamentada por el Poder Ejecutivo de la Nación luego de más de mil llamados por día recibidos por la Presidente desde la sociedad civil y del desastre ocurrido por segunda vez en Tartagal, provincia de Salta, como consecuencia de la pérdida de absorción del suelo, producto de los desmontes.
Hoy podemos reafirmar que nuestros bosques tienen una nueva oportunidad de ser salvados y este logro es producto de la cooperación de miles y miles de personas, junto con organizaciones (un saludo especial a mis amigos de Greenpeace que tanto trabajaron).
Un motivo para brindar (Al gran pueblo argentino... Salud!).

GRACIAS.

Anahí M. Llanes.
13/02/2009

Nelson Hernández dijo...

Anahi...algunas reflexiones...
1. No se si el capitalismo es malo o bueno, lo unico que es cierto es que los paises socialistas o comunistas, van hacia ese sistema.

2. Los paises mas contaminantes del mundo en su relacion percapita son los paises del antiguo bloque socialista-comunista (Rusia, China, Cuba, korea del norte, etc.)

3. El que un pais este sumido en la pobreza, no es culpa del imperio o del capitalismo... por ejempol, la gente de Zimbague la gobierna un nacional Zimbaguense... y el desarrollo de ese pais, esta vedado por dicho gobernante. Asi como este pais, hay un sin fin en el globo terraqueo... lo mas facil, de nuestros fracasos en latinoamerica es echarle la culpa a otros, cuando la razon es nuestra ineficiencia (ejemplo: La actual Venezuela, que con ingresos de 900 millardos de dolares en los ultimos de años, no se progreso en la eliminacion de la pobreza)...Te recomiendo el libro "Del Buen salvaje, al buen revolucionario".

4. Con lo atinente, a las tecnologias...quienes estan desarrollando las nuevas tecnologias verdes son los que hoy denominan imperialistas (USA + Europa + Australia)... No conozco ningun pais sur americano que este desarrollonado esto...con la excepcion de Brasil con su etanol, duramente criticado. Dentro de pocos años, esas tecnologias regiran la energia del mundo...y nuevamente volveran a decir, que los imperialistas "explotan" a los paises...

4. Si se critica tanto a los que han desarrollado tecnologias, lo mas justo de esas personas es prescindir del uso de estas (TV, celular, internet, vehiculos, etc..). Igualmente, con los bienes producidos en paises donde se "explota la labor con pago minimo, en este sentido no usen reebook, nike, etc. Un ejemplo de esto es el Sr. Hugo Chavez, hace este tipo de criticas y usa zapatos nike... verdad que no es cosnsietente con su discurso.

5. Siempre has hablado de la fabrica de "Botnia"... te considero la razon de tu protesta...pero tengo entendido que los Uruguayos son tambien latinoamericanos... y que los Finlandeses no "le pusieron un revolver en la sien" para instalar la planta en Uruguay...Que tal si, la situacion fuera al reves...Argentina fuera la que estuviera instalando la planta, y contaminara a Uruguay...

Como ves, no es facil tener una posicion a ultranza...
Nuestro problema es, nuestra actitud...un resumen puedes verlo en:
Actitud, Nuestro gran problema

o en este link:
Por que no progresamos

Saludos....

Anahí M. LLanes. dijo...

Estimado Nelson:
Gracias por su visita. Hacía un tiempo que usted estaba ausente por aquí y me alegra mucho que haya regresado justo en el día de mi cumpleaños, como siempre, para aportar nuevos puntos de vista.
Con respecto a sus dichos, yo opino que no todo debería ser tan estructurado, por alguna forma decirlo. O sea, el capitalismo, el socialismo y el comunismo no son las únicas alternativas que existen. Algunas personas se inclinarán por una corriente, otras por otra, y a algunas no le convencerá ninguna. ¿No sabe si el capitalismo es bueno o malo? ¿No está a favor del socialismo ni del comunismo? Pues bien, es una perfecta oportunidad para que usted mismo proponga un nuevo cambio, que construya un "nuevo sentido común" tal cual lo dijo Virginia.
Ahora bien, la pobreza es uno de los problemas más complejos que existe y no responde a una sola causa. Pero entre ellas está la distribución desigual de la riqueza. Ayer, hablando con mi profesora de Geografía, le comenté que a mi parecer los países desarrollados son así porque se enriquecen de otro, el cual queda pobre. ¿Qué fue lo que me dijo? "Detrás de un hombre rico, siempre hay un uno pobre"
Y no, nadie puede desprenderse de un celular, de Internet, de la televisión aunque hace más de 50 años nadie lo tenía porque lamentablemente, nos vemos "obligados" a hacerlo para poder formar parte de esta red global que se está armando sobre el planeta. Si bien esta globalización trae enormes beneficios en lo que respecta a comunicación, esto también trae un enorme perjuicio.
Pero volviendo al tema del los países "desarrollados"...
Durante años, nos vendieron el modelo de que teníamos que imitarlos para llegar a ser como ellos, que son los países soñados, que la economía, la calidad de vida, etc. En la época en que nací, según estos países del primer mundo, estaban muy mal vistas las instituciones del Estado y nos incitaban a privatizar todo. Hoy, quince años después, las economías de estos países están todas en recesión, en caída libre y destruyéndose, de hecho, desencadenaron esta crisis que por efecto de la globalización, nos alcanza a todos. Y ahora están estatizando todo a contrarreloj...

Qué paradoja, no?

Ateniente a lo de Botnia, reconozco que mi país tiene un pésimo antecedente en materia de fábricas de producción de papel. Y nunca nadie se quejó por las tantas papeleras que contaminan. Por eso, el hecho de que el pueblo de Gualeguaychú haya salido a reclamar por sus derechos reconocidos por la Constitución de la Nación Argentina** es realmente un ejemplo a seguir. Y se equivoca si usted tiene entendido que es un "partido de fútbol" entre uruguayos y argentinos, eso yo lo aclaré desde un principio.

En fin, mi humilde opinión...

Saludos cordiales;

Anahí M. Llanes.

** Artículo 41- Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales. Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquellas alteren las jurisdicciones locales. Se prohíbe el ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos, y de los radioactivos.

Alejandro dijo...

Enhorabuena Anahi.

Es muy gratificante,tener tus comententarios ya que para haber cambios hay PROVOCARLOS, y esto lo logras de forma verdaderamente excelente.
CONSIDERO ;
La solucion la tenemos TODOS Y ACADA MOMENTO DE NUESTRAS VIDAS,ya cuando elegimos nuestros alimentos naturales, cultivados por nuestros paisanos sin productos quimicos(degustar una deliciosa tortilla hecha a mano),ya cuando no tenemos la dignidad de portar las vestimentas realizadas por nuestros artesanos.
O bien de sumarnos en un apoyo unanime, cuando viene una alza de algun producto, como lo hacen los Franceses, no COMPRAN.

Pero lo mas IMPORTANTE POR LO MENOS REFLEXIONAR.

Y HOY
Ya provocaste una REFLEXION.

Mi admiracion,saludos.
Alejandro.

Anahí M. LLanes. dijo...

Estimado Alejandro:

Muchas gracias por tus palabras.

Coincido en que los cambios empiezan por la reflexión de las personas, y me alegra mucho que mi humilde colaboración con este artículo haya logrado tal objetivo.

Sólo así lograremos empezar un nuevo y necesario cambio.

Saludos!

Anahí M. Llanes.

ComAmbiental dijo...

Tiempo después... En especial lamento no haber podido haber dejado comentario alguno antes, y mucho más que por falta de tiempo -que nunca sobra- no pudimos todavía concretar las propuestas de trabajo en conjunto. Seguramente buscaremos la forma de retomarlas.

Me parece un desafío bien logrado este artículo, donde se piensa la problemática ambiental global desde la perspectiva socioeconómica. Relacionándolo con otro comentario, yo relacionaría el sistema productivo capitalista con el socialista, en tanto y en cuanto ambos parten del paradigma tecnocientífico moderno, de producción en masa industrialista.

Pero por supuesto es para seguir discutiendo.
También creo que habría que reveer la relación entre este sistema económico y la creación de los Estado-Nación como su orden jurídico pero con consecuencias culturales profundas. Y en ese sentido, vincularlo con el gran inconveniente que tienen hoy en cooperar los pueblos de diversas partes de este planeta.

En cuanto puedas, también nosotros realizamos un artículo, refiriéndonos más al contexto local-regional. Un gran saludo y retomaremos el contacto.

Anónimo dijo...

Comenzé a leer el artículo y ¡no me pude detener!Coincido mucho con vos. En cuento al tema de la "masa"pienso que es un tema muy complejo y estoy de acuerdo en que mientras más ignorante sos más fácilmente controlable. El tema de la educación es algo fundamental y está bueno que personas como vos habrán cabezas de a poco. Mis saludos. Bel.

Anahí M. LLanes. dijo...

Amigos de ComAmbiental: Ahora yo, un tiempo después.... jajajaja.
Gracias por sus reflexiones.
Me parece interesante lo que plantean. Creo que es necesario derribar aquellas estructuras que nos imponen un modelo o forma de vida y llevan a dañarnos a nosotros mismos, a nuestros pares y a nuestro entorno.
Los felicito por su trabajo y espero que retomemos el contacto nuevamente :)
Saludos!

Bel!: Hola, muchas gracias por tu comentario :)
Me alegro que el artículo te haya interesado. Es fundamental que nos unamos para que nuestra acción provoque cambios profundos. Por eso agradezco siempre tu compañía.
La educación es muy valiosa pero también es un arma de doble filo, creo que para el cambio que necesita hoy el mundo, debemos formar una nueva concepción de la educación también.
En fin, te mando muchos saludos.

Anónimo dijo...

Hola,somos 4 chicas interesadas en el tema!,debido a que nuestra profesora nos mando a hacer una investigacion!y caimos en este blog!
asique nos interesamos mucho en esto!
besos
chiari chiara mica ivana

Anahí M. LLanes. dijo...

Chicas! Qué suerte que el material publicado en este espacio haya sido de su utilidad, interés y agrado.
Las espero de vuelta y siempre por acá.
¡¡Bienvenidas!!

Viagra Online dijo...

la verdad y en mi opinion personal creo que el capitalismo es parte del problema mas no el nucleo del mismo, mas que cerca del nucleo yo situaria al consumismo como responsable de la mayor parte del consumo masivo de materias primas.

Anónimo dijo...

WOOO Me facinoo este tema en verdad gracias por publicarlo jamas me habia interesado en esto pero gracias a esto me di cuenta de tantas cosas en verdad que es un gran tema y lo explicaste exelentemente gracias :D

jose manuel flores dijo...

hola anahi, muy educativa tu pagina. me ha servido para investigaciones academicas que son en pro de la conservacipn del ambiente!! saludos.

camila (15 años) dijo...

Amé este blog! Presenta hechos que los sabía pero no lo asociaba con la problemática ambiental y lo que me gustó es que enserio tu mensaje me llegó y no puedo decir que de una me cambió la mentalidad pero si me hizo concientizar sobre los problemas que estamos teniendo y que sólo son nuestra culpa.

Maria Jose Medrano Salazar dijo...

hola,primero debo decirte que eres una chica muy inteligente. Nunca me había topado con este articulo y me parece que es muy bueno viéndolo desde un punto de vista izquierdista.

Sin embargo debo decirte algo, el problema no esta en el capitalismo
ni en las instituciones,entre otras cosas. El problema esta en el ser humano y nuestra actitud poco empatica en lo que se refiere al ambiente, puedo yo darte algún otro modo de producción que nos pueda salvar, pero siempre vamos a terminar satanizandolo como lo hemos hecho con el capitalismo y otros tantos términos que utilizamos... Primero la solución esta en nosotros los seres humanos,en utilizar nuestra inteligencia para no seguir cayendo tan abajo día a día. feliz día saludos...

Sara dijo...

Son dos polos que no siempre se han llevado bien creo que en algún momento deberíamos empezar a preocuparnos como estas cosas van de la mano, pero tendríamos que tener en cuenta muchos factores aunque es un tema muy complejo y no lo disfruto tanto como ir a la venta de ropa por mayor